Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Navidad fuera de casa

(Entre frazadas y chocolate caliente) La primera vez que pasé las fiestas en Italia, pensé que me iba a morir de melancolía. Todo me parecía extraño y en efecto lo era...Tengo una foto armando un arbolito, que para agregar a lo raro era "natural" tenía un "pulóver" de lana marrón, estoy arrodillada y el flash de la cámara que no ayudó...tengo una cara pálida y un gesto como diciendo...quien me mandó? Esa foto la ubiqué lo mismo en uno de mis álbumes, y cada vez que la miro me acuerdo de la nostalgia... La única cosa que me había gustado aquella vez, era la cantidad de adornos que podían verse en supermercados y negocios, para comprar o solo para mirar.  No podía encontrarle a ese momento del año un sentido, sin el calor agobiante rosarino, sin las bebidas heladas, la familia reunida, salir y volver al amanecer, (con el sol que quemaba las pestañas), la chopera en la casa de las tías, las grandes siestas del 25, todos tirados en el piso con los ventiladores que no pa

Últimas entradas

El Tropico Latino

La casa amarilla

El país dividido

Carnaval en Venezia

Diciembre 2001

Cittadinanza italiana (Tercera y última parte)

Altea

Septiembre

Non solo Romeo e Giulietta

San Siro ruega por nosotros